By holasomos7 - abril 09, 2018



Me he dado cuenta de que una de las cosas que más paraliza es pretender la perfección. :-)

LA REALIDAD ES QUE NO SE PUEDE SER PERFECTO.
​Es cierto que querer mejorar nos hace crecer. Pero una cosa es querer mejorar en relación a lo que hemos hecho o sido antes y otra pretender hacerlo todo perfecto o tenerlo todo perfecto, sin fallos ni pequeñas imperfecciones. ¡¡Pues va a ser que no!!
Entrar en esta dinámica es agotador. 

ACEPTAR QUE SOMOS IMPERFECTOS
Aunque es obvio que somos imperfectos y que no podemos hacerlo todo como queremos. Se trata de aceptarlo y practicar la imperfección.
Y lleva su tiempo. :-)  Supone hacer las cosas bien, pero olvidando la perfección, aún queriendo ser perfectos. Dar lo que se puede en cada momento, pero aceptando las imperfecciones y disfrutando de lo que se hace aunque el resultado no sea tan estupendo como nos gustaría.


APRENDER A DISFRUTAR LA IMPERFECCIÓN
Se trata de ser conscientes de que no será perfecto, pero aún así superar nuestro miedo al error y hacerlo. Se trata de permitirnos ser imperfectos y aún así, disfrutar de lo que somos y lo que hacemos.  Se trata de hacer y disfrutar del proceso, sin estar tan centrados en el resultado. Se trata de hacer sabiendo lo que quieres y lo que puedas dar, pero sin exigencias poco realistas. 

Se trata de aceptar que somos imperfectos pero aún así seguimos siendo nosotros y la vida sigue siendo maravillosa.

  • Share:

You Might Also Like

0 comentarios

Contestaré lo antes posible.
Gracias por pasar.
.
.